Los fotógrafos no somos inmunes a los impagos

Los fotógrafos no somos inmunes a los impagos

En el oficio de fotógrafo nunca sabes a ciencia cierta que cliente va a ser el próximo y a veces te llevas sorpresas con los clientes menos pensados. Normalmente a la gente la vienes venir y un reportaje de una boda vale un dinero, más si encima te insisten en que quieren el reportaje Premium con todo tipo de lujos y con su correspondiente vídeo con todas las imágenes del enlace.

Uno le dedica su tiempo y como siempre, intento conocer lo máximo a la pareja que se va a casar. Esto nos facilita mucho la labor a la hora de captar las emociones de la pareja. Con la pareja a la que me refiero, la que no nos quiso pagar, de primeras nos engañaron como a chinos, muy respetuosos se dejaron llevar por nuestros consejos, supongo que como pensaban que no pagarían nada pues cuanto más mejor.

Buscaban eso sí, calidad y nos dijeron que querían que el vídeo de la boda fuera lo más parecido a una película, que les hacía mucha ilusión, así que cuando llegó el día de ver lo que se había grabado decidimos citarnos en nuestra oficina.

A lo largo de la relación que tuvimos nunca llegamos a estar en su casa, ya que según ellos estaba en obras, algo que tampoco nos hizo sospechar, es típico de personas jóvenes. Bueno, total, que en las oficinas les enseñamos un poco el vídeo por encima. Como somos confiados y en aquel momento lo último que pensábamos es que nos engañarían, les dejamos una muestra para que la vieran con la familia.

Así pasó el fin de semana y llegó el lunes que es cuando tenían que devolvérnoslo. La realidad es que no aparecieron el lunes, ni el martes… total que llamo y no me cogen el teléfono hasta que llamando desde otro número sí que contacté con él y me dijo que no pensaban pagar nada y que no estaban conformes con el reportaje.

shutterstock_446540725reducida

Con contrato tienes las de ganar

Yo muy educadamente les dije que habíamos firmado un contrato y que si lo incumplían tomaríamos medidas. Su respuesta fue colgarme, no sin antes llamarme de todo. Ante el cariz que estaba tomando la situación decidimos acudir a un abogado. En la zona de Valencia destaca http://www.ferrernavarroabogado.com/ un profesional del que habíamos oído hablar muy bien.

Quedamos con él en su despacho y muy atento le contamos el caso, ofreciéndose a prestarnos sus servicios y luchar por el cumplimiento del contrato que teníamos firmado. Se les denunció y se les consiguió llevar a juicio, donde pagaron cara la broma…

La verdad que fue un lujo poder contar con un profesional jurídico que no solo te cuenta las cosas de una manera didáctica, pero que además consiguió que al final cobrásemos el dinero que nos debían por un trabajo de muchas horas.

Lo mejor es contar con un profesional que te asesore en estos casos donde te encuentras con situaciones que normalmente no se dan, pero es que siempre debemos estar alerta. Ahora que ha pasado tiempo, no siempre me quedo tranquilo cuando dejo el DVD de muestra, pero poco a poco va uno recuperando la confianza. Si vuelve a ocurrir, ya sabemos a quien acudir. Defiende tus derechos, es la mejor manera de combatir a los “listos».