Lleva tu empresa a las redes sociales de fotografía

La imagen es cada vez más relevante en todo aquello que nos rodea. Ya no sólo las personas parecemos sometidas a la dictadura de lo bello si no que desde el auge de las redes sociales, y en especial las dedicadas a la fotografía todo lo que nos rodea parece tener que poseer un gran impacto visual. Nuestra comida, el refresco que tomamos, las tiendas a las que acudimos… Y por esto cada vez son más los negocios que apuestas por una estética acogedora y a la moda: desde una farmacia en Lugo hasta todo un mercado en Madrid, no digamos ya cafeterías o tiendas de ropa de cualquier ciudad, cuidan hasta el detalle para atraer la atención del cliente.

Y esta preocupación por la estética y el detalle llega directamente relacionada con la adicción a mostrar en todo momento lo que hacemos. Cada instante es recogido por nuestros teléfonos móviles y subido en tiempo ral a la red para que todos nuestros seguidores y amigos lo conozcan. Y esto ha tenido como consecuencia un auge y un interés, al menos superficial, por la fotografía.

Cada vez más marcas están presentes en las redes sociales incluidas aquellas en las que la fotografía es la base de la comunicación. Instagram o Pinterest son las principales. Es un canal clave de comunicación y fidelización con los clientes si sabemos como utilizar una herramienta que no es a primera vista tan sencilla como parece. Por ello queremos dejarte aquí algunos consejos con los que poder trasladar tu negocio a ellas de la manera más acertada.

Lo primero de todo es saber que pretendemos obtener de nuestra presencia como marca en cierta red social. Como todo negocio puede que el objetivo final sea aumentar ventas y número de clientes. Pero no, las redes sociales deberán tomarse para estrechar lazos con aquellos que ya son clientes nuestros. Aportar un valor de marca, y definirnos para que puedan identificarse con nosotros todos aquellos que compartan esa visión o criterio. Por lo que siempre que subas una imagen persigue comunicarte con tus seguidores. Deseándoles un buen día, preguntándoles algo, llamándoles a actuar…por ejemplo como Starbuck que anima a los clientes a fotografiar aquello que hacen mientras degustan uno de sus cafés.

Mostrar nuestros productos en las imágenes es clave para cualquier tienda, al igual que las instalaciones. Pero estas imágenes suelen ser aburridas o monótonas. Intenta siempre buscar encuadres favorecedores, tirar de detalles en los que poner el foco y sobre todo servirte solo de estas imágenes para nuevos productos, lanzamientos especiales o cualquier novedad que quieras comunicar.

No descuides el lado humano. Fomentalo a través de imágenes del equipo de trabajo, de un día de rutina, de clientes con los productos…siempre con el permiso de todos los que aparecen en la imagen, el objetivo será dotar de nombres y caras a un mero logotipo o nombre. Recordar que detrás de cada negocio hay gente que está ahí con su ilusión y esfuerzo para hacerlo posible.

Y busca siempre que te sigan en dicha red y en otra con lo que no olvides facilitar a tus seguidores otras direcciones en facebook, twitter…