La fotografía automovilística

La fotografía automovilística

Estamos acostumbrados a fotografiar todo. Queremos que forme parte de nuestra vida. Y ahora con las nuevas tecnologías más. Solo hay que ver como mucha gente prefiere grabar o hacer fotos de un momento concreto, más que disfrutarlo con su vista. En el mundo son famosos los fotógrafos que hacen fotos de famosos, de paisajes o de cualquier otra cosa. Pero en otros países destacan los fotógrafos de automóviles, algo que en España no es muy habitual.

Uno de ellos es Webb Bland, que se define como  especialista en fotografía automovilística, y sus trabajos sobre coches son realmente buenos. Se confiesa como un entusiasta del motor, y así parece reflejarlo la calidad de sus trabajos. Y es que, cuando algo te apasiona, los resultados sobre ese trabajo se notan; y este hombre lo demuestra con creces. Para los que nos gustan los coches, le entendemos perfectamente. Este hombre, que es de Nueva Orleans, no trabaja para ninguna agencia ni nada revista especializada en motor, ni nada parecido, se encarga de hacer reportajes privados para sus clientes, de los que más tarde vende copias digitales o en papel.

No necesitas tener un supercoche, para que este profesional acceda a fotografiar tu coche. Puedes tener un Seat o un Twingo, que accederá gustosamente a fotografiarlo. Porque seguro que él sacará lo mejor de cada coche. Eso que quizás no habías notado, y él, como gran profesional, lo puede sacar. Los empleados de este taller mecánico en Alicante, que él siempre sabe sacar el mejor rendimiento a mi coche. Como yo, es un apasionado de las carreras, y siempre vamos juntos.

Es curioso. Sobre todo porque si normalmente cuando vas a una casa de visita te muestran las fotos del viaje de novios o de las vacaciones, te imaginas qué cara pondría si le muestras fotos de tu coche.  Como te decía al principio, aquí en España no abundan este tipo de fotógrafos, por lo que nos tenemos que conformar con ver sus trabajos.

shutterstock_136597382reducida

Fotografiar carreras

Luego también están los fotógrafos deportivos de acontecimientos deportivos. Esos tienen que tener un buen pulso y un gran equipo para poder tomar las imágenes a esa velocidad. Aunque lo importante no es sacarlo en gran movimiento, sino en un detalle. Por ejemplo se necesita un buen trípode , firme y que se mueva suave , y lo más importante otra cámara lista pero sin ese telefoto , para hacer fotos imprevistas que se harían cerca de donde estés. Y mucho ojo con los accidentes porque puede provocar un gran disgusto.
El principal consejo es el de no tratar de fotografiar los autos cuando pasan frente a ti,  esas fotos no sirven, se trata de hacerlo cuando toman una curva y si hay rebase en ese momento mejor. La velocidad a esa distancia no será  un problema, si tu ubicación es a 45 grados. Nunca de frente. El movimiento suave en el trípode  es para poder hacer barridos , que es otra ocasión pero se ha usado mucho , por lo que ya no gustan tanto , pero se hacen , y si son buenas, pues felicidades .

Como puedes comprobar, el mundo de la fotografía de coches está todavía por explotar. Si te gusta, nunca es tarde para comenzar.