De la fotografía al cine

Muchos de los amantes del arte de la fotografía, por normal general, lo son también del cine. Se trata de dos espacios culturales que están íntimamente ligados. Un aficionado a las cámaras de fotos es posible que sueñe con acabar haciendo su propia película o simplemente un corto. Es algo que viví mucho en la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense, donde estudié, donde muchos de los estudiantes de Comunicación Audiovisual se pasaban los días buscando enclaves para intentar rodar sus ideas y previamente los fotografiaban. De hecho, la propia facultad había sido en su día un plató de cine. Si recordáis, le película que lanzó a la fama al director Alejandro Amenábar, Tesis, salió de entre aquellos muros de cemento, muy propios para género escogido, el del miedo. Pues bien, ahora, con las empresas de alquiler de equipos de rodaje e iluminación, si este es tu sueño, no está tan lejos como parece. Ilucine, como su nombre indica, es una empresa dedicada a ofrecer sistema de iluminación para películas, que es posiblemente la parte técnica más complicada. El guion ya tienes que ponerlo tú.

Y es que, ¿por qué no intentarlo? Si hace más ya de veinte años que le salieron las cosas bien a Amenábar con una película que apenas tenía unos escasos recursos, que se veía que los escenarios eran siempre muy concentrados, le puede salir bien a cualquiera que tenga una buena idea y ganas de ponerse manos. Recuerdo esta película que le llevó a Amenábar al éxito y no salía de los mismos sitios. Estaba en la facultad, en la cafetería de la misma, en los pasillos, en un chalé que hacía de casa del protagonista y un par de pisos. Apenas había más. Si me apuráis, la serie que hace poco ha triunfado en Antena 3, dirigida por Emilio Aragón, Pulsaciones, tampoco iba mucho más allá. Casi todas sus escenas estaban rodadas en la zona nueva que hay ajardinada alrededor del río Manzanares, conocida como Madrid Río. Allí estaban la agencia de noticias, la comisaria, los lugares por donde se encontraban los protagonistas… Y para rematar allí se rodaban también las escenas del chalé de los personajes y solamente salían de esa zona para recrear como hospital la entrada de una de las facultades de Ciudad Universitaria.

Esto nos da una idea de lo mucho que podemos conseguir con unos recursos realmente bajos. Y, como os decía más arriba, si la idea que tenéis es buena, podéis llevarla a cabo, ya que los equipos se pueden alquilar en Ilucine, una empresa dedicada a la iluminación de producciones audiovisuales ubicada en Madrid y con la que poder hacer películas, series, publicidad, cortometrajes, eventos… Más de 30 años de experiencia en el sector audiovisual y trabajar con los equipos más modernos les permiten ofrecer el mejor alquiler de equipos de iluminación para cine con una atención cercana y personalizada. En Ilucine encontrarás material de iluminación con calidad, fiabilidad y al mejor precio: focos para cine en Madrid, pantallas de iluminación, plató de cine, generadores de luz, etc.

Además cuentan con un plató para alquilar para las escenas que lo precises

Si con los exteriores no es suficiente para la idea que quieres desarrollar, con Ilucine todo son facilidades, ya que ponen a tu disposición un servicio de alquiler de un plató de cine de 120 metros cuadrados completamente equipado e iluminado, para que puedas realizar tus proyectos más ambiciosos.

Entre sus múltiples características podemos destacar sus espacios auxiliares y sus servicios te permitirán trabajar con total comodidad para que solo te preocupes de hacer tu proyecto realidad.