Fotografía publicitaria, las imágenes que mueven el mundo

Fotografía publicitaria, las imágenes que mueven el mundo

Cuando hablamos de profesionales de la fotografía, la mayor parte de la sociedad tiende a pensar en fotógrafos de eventos, fotógrafos de boda y fotógrafos publicitarios, pero en realidad son muchas más las áreas en las que un profesional de la fotografía puede ofrecer sus conocimientos, sobre todo cuando tiene también restudios en diseño y marketing.

Tener conocimientos de marketing e incluso de diseño digital puede ayudarnos a abrir muchísimas puertas como fotógrafos profesionales en más de un sector.

Las imágenes en el mundo publicitario tienen muchísima más fuerza que las palabras y la música, y de ahí que el logo de una empresa sea incluso más importante que el nombre o el producto que vende.

Hasta ahora, ese mercado estaba restringido a diseñadores gráficos con grandes conocimientos en publicidad y marketing, pero actualmente la industria ha crecido tanto que la demanda de profesionales con este tipo de conocimientos ha dado paso a un perfil profesional especializado donde los fotógrafos tenemos cabida, siempre y cuando ampliemos un poco nuestra formación con algún curso de marketing en condiciones.

De este modo, nuestra experiencia como fotógrafos y expertos en imagen, unida a unos conocimientos adecuados sobre marketing y diseño, nos convierte en los profesionales perfectos para algunos trabajos específicos, tanto a nivel online como en campañas físicas.

La reconocida agencia de publicidad Niko & Klaus, que cuenta con un departamento específico como agencia de marketing online en Madrid, asegura que en el marketing digital la importancia de la imagen es tan importante como el trabajo interno que se realice dentro de la campaña, sobre todo debido a la utilización de banners, remarketing y otras herramientas publicitarias.

Por otro lado, la agencia Dicendi  asegura que “las nuevas formas de comunicación han supuesto la necesidad de diferenciar las distintas marcas y, por ello, es necesario especializarse en la construcción del recurso gráfico que permite crear una imagen propia, clara y con gran poder distintivo”. Lo que en otras palabras viene a decir que la imagen actualmente es casi lo más importante que puede tener una empresa.

Las imágenes en publicidad

Está totalmente demostrado que la cartelería con imágenes impactantes, así como casi cualquier otro tipo de imagen utilizada en publicidad, consigue llamar mucho más la atención que cualquier otro tipo de herramienta. Las imágenes son, por tanto, la llave del éxito en la mayoría de las campañas publicitarias.

A nivel online, en el mundo blogger es sabido que siempre es más factible que las personas comiencen a compartir contenido visual que textual, y de ahí que la mayoría de publicistas, community manager, blogeros y profesionales del marketing digital estén dispuestos a pagar la cuota de los directorios de imágenes más cotizados, tales como shutterstock, antes que dejar un artículo o un banner sin imagen.

Sin embargo, hemos de recordar que la imagen publicitaria difiere del resto de los géneros fotógrafos por varios motivos, desde su funcionalidad (ya que ha sido creada para adaptarse a unos intereses comerciales) hasta su realismo (ya que, aunque cuánto más realista sea más posibilidades tenemos de llegar al cliente final, no necesitamos que sea una imagen real, como sí ocurre con la fotografía de prensa, y, por tanto, podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad).

Esta importancia de las imágenes en publicidad se ha visto cada vez más respaldada gracias a diferentes estudios y a campañas arriesgadas, lo que ha provocado que, de un tiempo a esta parte, las campañas cada vez sean más breves en texto, más impactantes en imágenes y más creativas en contenido, puesto que, al fin y al cabo, el objetivo final siempre es dar a conocer al consumidor un producto o servicio mediante nuestra capacidad para llamar su atención, y en eso los carteles con buenas imágenes son los “reyes del mambo”.

Por ello, de la fotografía publicitaria esperamos información, entretenimiento y confianza. Si conseguimos que una imagen cumpla esas tres características habremos obtenido la fotografía perfecta para cualquier tipo de campaña publicitaria. Una imagen que se queda en nuestra retina, que nos hace pensar y que nos crea necesidades y/o apetencias, es una fotografía ganadora en lo que a publicidad se refiere y, por eso, cualquier fotógrafo que decide abrir su mente a conocimientos de marketing y diseño se convierte, automáticamente, en un profesional altamente demandado en este sector.