Consejos para una sesión de fotos

No siempre es fácil una sesión de fotos, a veces puede complicarse bastante la cosa. En muchos casos incluso tienes problemas con la ubicación de la sesión. En Barcelona, que es donde más veces me llaman de fuera de Madrid, suelo hospedarme en el Hotel Mercer, que es una auténtica delicia y del que sigo siendo fiel cliente desde que tuve que hacer una sesión de fotos allí por su combinación de historia y vanguardismo de diseño. Tener en pleno Barrio Gótico un hotel con la historia que tienen sus muros es un lujo que solo una ciudad como Barcelona podía tener.  Por lo demás es un hotel con una comodidad excelente y que encima está en pleno casco histórico, por lo que suelo estar muy cerca de las agencias o de las zonas donde realizo los reportajes.

Se que muchos de vosotros como admiradores de la fotografía soléis pedir una serie de consejos prácticos para las sesiones de fotos, algo que siempre viene bien y cuando estáis empezando. Vamos con ello.

A la hora de posar y las expresiones, el espejo es vuestro mejor aliado. En caso de que nunca lo hayas usado, lo mejor es utilizarlo para ensayar las expresiones con las que te encantaría salir en las fotos. Igualmente vale para los posados, donde pueden ensayar esas poses que hayas visto en revistas o catálogos de ropa donde aparezcan modelos o mirar páginas de moda en Internet.

Los detalles también cuentan a la hora de hacerse fotos

Las uñas de las manos tienes que tenerlas bien arregladas, así como las de los pies si aparecerán en las fotos. Es bueno comer antes de la sesión, pero de forma moderada. Comida ligera y que la bebida sea sin gas.

Procura ser siempre puntuales, en caso de que la sesión sea de exteriores, mejor si se llega 15 o 20 minutos antes, de esta manera te familiarizaras cuando vayan a realizarte las fotos. Si llamas a última hora para anular la sesión sin razones de peso, puede quedar en entredicho tu seriedad profesional.

En cuanto a la sesión de fotos, siempre viene bien que tengan maquilladores y peluquera, esto hará que ahorres bastante tiempo a la modelo si llega sin maquillaje y con el pelo lavado. Si tú eres quien se encarga, lo mejor es hacerlo donde se vaya a realizar la sesión en cuestión, de esta forma evitas que el maquillaje se deteriore y puedan aparecer brillos por el sudor.

Los nervios, son normales, ya que a unas personas les cuesta más que a otras soltarte al principio ante la cámara, tanto por timidez como porque no estén acostumbrados a que la pose sea con un fotógrafo. No debes preocuparte si te cuesta un poco al principio, pues es totalmente normal.

En caso de que elijas bien a tu fotógrafo, seguro que él te va a transmitir seguridad, pues parte de su trabajo como profesional, es que te vayas a sentir realmente bien estando en la sesión, pues así es como salen mejor las fotos.